Publicado:
May 9, 2022

Diferencia entre Persona Física y Persona Moral

Por
Victor Vázquez
Revisado por
Tiempo de lectura:
9 min.

Introducción

Al momento de comenzar un negocio, es importante que primero definas la figura jurídica bajo la que trabajarás. 

En el caso de México, el Código Fiscal de la Federación (CFF) define dos tipos de personas: las personas físicas o las personas morales; es decir, si buscas hacer actividades económicas por cuenta propia o asociado a un equipo.

Si estás pensando en empezar tu negocio, te invitamos a seguir leyendo para que conozcas las semejanzas y diferencias entre una persona física y moral.

Definición de Persona Física y Persona Moral

Todos los seres humanos somos personas naturales, pero es importante saber que existen dos tipos de contribuyentes activos. Para junio del 2020, el Estado mexicano contaba con un total de 78 millones de contribuyentes activos, de los cuales casi el 59% representa individuos asalariados, un 38% personas físicas y un 3% personas morales.

Para analizar los tipos de personas de una manera más detallada, te presentamos a continuación la definición de cada una de ellas:

1. Persona Física

También conocida como persona natural, la persona física es todo aquel cuya existencia real sea comprobable y que, por el propio hecho de existir como ser humano, adquiere una serie de derechos y deberes frente a la sociedad. Esto podría ser, por ejemplo, cualquier individuo, desde un niño, un estudiante, un profesionista o un emprendedor.

2. Persona Moral

Se le conoce como persona moral o jurídica a las entidades que se constituyen a través de un acto jurídico, donde se da reconocimiento a un conjunto de personas físicas o morales, fijando los derechos y obligaciones que regirán una actividad específica del conjunto. Destacan los ejemplos de sociedades mercantiles como las Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL), Organizaciones no gubernamentales (ONG), sindicatos, sociedades mercantiles u otras asociaciones civiles.

4 Semejanzas entre la Persona física y moral

Aunque se trate de dos conceptos diferentes, ambas personas guardan relación en ciertos aspectos que recomendamos saber antes de checar sus diferencias. Algunas son:

1. Capacidad jurídica 

Tanto las personas físicas como morales poseen un conjunto de derechos y obligaciones que son reconocidas por el Estado. 

2. Patrimonio 

Asimismo, en términos económicos, ambas personas tienen obligaciones fiscales, por lo que deberán estar dispuestas a declarar todo aquello que pueda representar un bien lucrativo.

3. Domicilio

Al momento de registrar la figura jurídica, es necesario establecer un domicilio, que en el caso de las personas físicas puede ser su lugar de residencia, mientras que para las personas morales se establece la administración, es decir, el domicilio fiscal de la empresa, institución o sociedad anónima.

4. Negocios 

Sin importar el sector o las actividades comerciales a desarrollar, tanto las personas morales como físicas tendrán validez para llevar a cabo sus servicios profesionales y actividades económicas.

5 Diferencias entre la Persona física y moral

No obstante, es importante mencionar las diferencias entre cada una de las personas para valorar la que mejor se adapta a la hora de crear un negocio.

1. Nombre 

Mientras la persona física se identifica por su nombre y apellido, la persona jurídica se determina por su denominación o razón social, sin tomar en cuenta los nombres de aquellas personas que conforman la sociedad.

2. Obligaciones 

Si bien, según las leyes mexicanas ambas personas están sujetas a normativas, en el caso de las personas naturales éstas se adquieren al cumplir la mayoría de edad, mientras que para las morales se obtienen desde el momento en que se crea la sociedad.

Según la Ley del Impuesto sobre la Renta ambas personas deben cumplir con ciertas obligaciones. Para las personas naturales o físicas va a depender de sus ingresos, pero para las morales hay casos excepcionales en los que las asociaciones deberán pagar impuestos por las actividades adicionales que realizan como: el ISR o el IVA.

3. Regímenes fiscales 

El sistema tributario es quizás una de las diferencias más relevantes, ya que en el caso de las personas naturales o físicas destacan los regímenes como asalariado, profesionista, arrendador o actividades empresariales, cuyo último incluye a todos los contribuyentes del régimen de incorporación fiscal (RIF).

Por otra parte, en el caso de las personas morales se consideran dos tipos de regímenes fiscales: el régimen general y el de sin fines de lucro.

4. Registro y tramitación 

En cuanto a los pasos para darse de alta a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el registro para las personas naturales suele ser más sencillo, ya que solamente será necesario cumplir con los requisitos solicitados por las autoridades fiscales y proceder la tramitación del Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Para la persona moral, además de realizar la inscripción a través del SAT, se deberá presentar contabilidad electrónica, así como también llevar a cabo la redacción de la escritura constitutiva a través de una notaría, en la que se definen detalles como el capital de la sociedad, su objetivo, el número de socios, la forma de administración, así como las obligaciones fiscales y financiamiento de la persona. 

5. Estado civil 

Una persona física tiene estado civil mientras que una persona moral no, ya que son un conjunto de personas.

¡Es hora de votar por tu Pyme favorita! Reconoce el esfuerzo que hacen todas las Pymes para lograr un impacto positivo en el país.
Vota aquí

¿Cuál es mejor para tu negocio en línea?

Y a todo esto surge la pregunta, ¿cuál de las dos opciones es la mejor a la hora de registrar un negocio? Pues realmente, cualquiera de las dos. Dependerá de tus expectativas y tu plan de emprendimiento.

Si se trata de una empresa individual, es recomendable hacerlo como persona física, ya que la tramitación es mucho más rápida, la carga de comprobantes fiscales es menor en comparación a las personas morales y la representación legal de la empresa recae en el creador.

Si por el contrario, buscas poner en marcha un proyecto de más personas o socios, es mejor apostar por la persona jurídica, ya que a través de sus distintos regímenes fiscales, se podrán definir las obligaciones y derechos de las partes.

Finalmente, en cuanto a la financiación, en el caso de las personas naturales o físicas esto dependerá del ingreso personal, mientras que las personas morales contarán con mayor acceso a créditos por tener una mayor solidez.

Todas las marcas comerciales mencionadas en el presente artículo, diversas a CONEKTA®, son propiedad de sus respectivos titulares y no necesariamente tienen asociación o relación con GRUPO CONEKTAME, S.A. DE C.V.

Las marcas comerciales referidas son citadas con el único fin de ejemplificar y describir productos y/o servicios específicos que fueron objeto del presente artículo. La mención de estas marcas no implica ninguna alianza o relación comercial con sus titulares ni desprestigia los productos o servicios que amparan. El presente artículo tiene una intención informativa y no es una oferta de productos ni servicios. No se garantiza la veracidad de la información debido a que puede contener elementos obtenidos de fuentes públicas.

Términos y Condiciones Promoción

Bibliografía

Escrito por:
Victor Vázquez
Product Marketing Manager

Lic. en Mercadotecnia por el ITESM y MBA por la Darden School of Business de la Universidad de Virginia, con más de 13 años de experiencia diseñando estrategias de lanzamiento de marcas y productos nuevos para América Latina en la industria de tecnología y consumo.

Revisado por:

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias.