Publicado:
August 24, 2022

Qué es la CLABE interbancaria

Por
Revisado por
Tiempo de lectura:
10 min.

Introducción

CLABE y no clave, desde que los holandeses crearon los bancos estos se han adaptado y mejorado en función de las necesidades y los clientes cada vez más exigentes.

Ahora casi todo el mundo tiene una cuenta bancaria y su uso se ha convertido en una parte importante de nuestro día a día. Por lo mismo, necesita de algo que la diferencie y la haga irrepetible, una huella digital bancaria. Eso es la «CLABE»

Conozcamos un poco más a profundidad qué es y cómo podemos obtener el máximo beneficio de esta herramienta.

Qué es la CLABE interbancaria

Aunque pareciera un error de tipeo, CLABE se refiere a abreviación de Clave Bancaria Estandarizada y fue establecida en el país el 1 de junio del 2004 como requisito indispensable para enviar y recibir transferencias domésticas (nacionales), interbancarias (entre bancos) y de fondos.

La CLABE, también conocida como número CLABE, es una norma de numeración de las cuentas bancarias de México y según la Asociación de Bancos De México (ABM) es «un número único e irrepetible asignado a cada cuenta bancaria (normalmente de cheques) que garantiza que los recursos enviados a las órdenes de cargo (domiciliación), pago de nómina o a las transferencias electrónicas de fondos interbancarios se apliquen exclusivamente a la cuenta señalada por el cliente, como destino u origen».

Lo que significa que funciona como seguro y garantía de que nuestras transacciones están siendo recibidas por el recipiente deseado y sirve como una identificación personal para nuestros trámites bancarios.

Componentes de la CLABE

La CLABE está compuesta por 18 dígitos. A continuación veremos cada sección de la CLABE y cuántos dígitos le corresponden:

  1. Código de banco (3): donde radica la cuenta. Cada banco se identifica a través de un número asignado por la ABM
  2. Código de plaza (3): corresponde a la clave, definida por el catálogo de plazas, de la ciudad o región donde el cliente mantiene su cuenta. 
  3. Número de cuenta (11): campo donde se ingresan los números de la cuenta bancaria origen o destino de la transferencia, dependiendo de a quién corresponde la CLABE.
  4. Dígito de control (1): es el dígito que valida que la estructura de datos contenidos en la CLABE son correctos. Se obtiene a través de un algoritmo que verifica el código del banco, de la plaza y el número de cuenta
clabe interbancaria

Para qué sirve la CLABE

Para entender mejor para qué funciona la CLABE, conozcamos primero los principios en los cuales se basa:

1. El principio de asentamiento

Que garantiza el enrutamiento deseado hasta la cuenta destino de manera segura.

2. El principio de automatismo

Que nos provee de registros estandarizados para evitar posibles confusiones producto de una malinterpretación en transferencias interbancarias.

3. El principio de imputación

Que permiten verificar el contenido de la cuenta, a través de dígitos de control que comprueban la coherencia en cualquier punto del proceso.

A grandes rasgos, la CLABE funciona para asegurar que los fondos transferidos se depositen en la cuenta correcta. Sin embargo, no es la única ventaja que nos ofrece este servicio, entre las principales podemos encontrar:

  • Aumenta la confianza en las transferencias electrónicas de fondos (TEF) interbancarias.
  • Permite realizar transferencias interbancarias, ya que todos los bancos mexicanos la utilizan.
  • Evita la exposición de datos bancarios sensibles.
  • Garantiza que los cargos por servicios automáticos se realicen por el monto correcto. 
  • Reduce la posibilidad de rechazo de un traspaso por datos inválidos.
  • Mayor seguridad y eficacia, ya que da la certeza de realizar la transferencia a la persona deseada. 
  • Es veloz y permite programar transferencias electrónicas para el mismo día.
  • Permite realizar abonos a tarjetas de débito.

Cómo obtener nuestra CLABE interbancaria

Antes de buscar la CLABE, debemos recordar que el banco solo proporciona la CLABE a las cuentas de ahorro o nómina, así que si tenemos otro tipo de cuenta no podremos solicitar una. De igual manera, si tenemos una tarjeta de crédito que no está asociada a ninguna cuenta bancaria, tampoco la tendremos.

La forma específica de obtener nuestra Clave Bancaria Estandarizada depende del banco al que pertenezca la cuenta, sin embargo, existen algunos procedimientos estándar que nos permiten encontrarla independientemente del banco:

  • Mediante el estado de cuenta: ya sea cuenta de cheques, o cualquier otra, en la parte superior derecha podemos localizar datos como el número de cuenta, RFC, la fecha de corte y la CLABE.
  • A través de la banca en línea o la aplicación móvil: podemos encontrar la CLABE en la opción de consulta de datos.
  • Checando el contrato: en el contrato que realizamos con el banco, podemos encontrar la información pertinente sobre nuestra cuenta, incluida la CLABE.
  • Mediante cajeros automáticos: algunos bancos nos permiten encontrarla a través del uso de los cajeros automáticos.
  • Usando el servicio al cliente: llamando al servicio al cliente y siguiendo los pasos determinados por el banco, podemos acceder al número CLABE.
  • Presencial: visitando alguna sucursal de tu banco podemos solicitar que nos faciliten la Clave Bancaria Estandarizada.
¡Es hora de votar por tu Pyme favorita! Reconoce el esfuerzo que hacen todas las Pymes para lograr un impacto positivo en el país.
Vota aquí

Cuándo utilizar la CLABE

Lo primero que debemos tener en cuenta es recordar que aunque verbalmente «CLABE» pueda confundirse con «clave», no son lo mismo. La CLABE no sustituye nuestras claves especiales de acceso electrónico a la cuenta por medio del teléfono, Internet o cajeros automáticos.

La gran ventaja de este número de 18 dígitos es que a diferencia de la clave bancaria, no es un dato sensible y podemos entregarla sin temor alguno a quien nos vaya a pagar o a las empresas a quienes autoricemos el cobro de productos o servicios de forma automática. 

La CLABE no es una contraseña si no una referencia, como la dirección de nuestra cuenta. Entonces, si sigo teniendo toda una lista de claves especiales, ¿cuándo podemos usar la CLABE?

  • Para recibir fondos: debemos proporcionar la CLABE a todas aquellas personas naturales o empresas de las cuales recibirás una transferencia.
  • Para descontar fondos: si autorizas un cargo de servicio o producto automático a través de la domiciliación de pagos, debes proporcionarla para que la empresa realice el cobro.
  • Para cualquier transferencia entre bancos mexicanos. 

Tip: no olvidemos que debemos utilizar la CLABE sin espacios en el teclado, escribiendo todos los dígitos de forma continua y tener mucho cuidado con los espacios cuando se copie y pegue este número, pues de lo contrario, la operación será inválida.

Para qué utiliza Conekta la CLABE

¿Dónde debemos utilizar la CLABE dentro de las formas de pago que nos ofrece Conekta? A la hora de realizar pagos vía SPEI, una vez creada una solicitud de pago vía SPEI, Conekta genera una Clave Bancaria Estandarizada única para cada solicitud de pago

Esto representa una gran ventaja, ya que al ser una CLABE única nos permitirá identificar qué pago en particular se está recibiendo, incluso si el cliente no ingresa una referencia. 

Otra gran ventaja que ofrece, es que al realizar una transferencia interbancaria con Conekta, al momento de terminar el proceso de manera exitosa, recibirás una notificación de pago automática y a tiempo real, lo que te permitirá tener más claridad de tus ingresos.

Esquema de pasos de cómo funciona la transferencia bancaria en Conekta
Esquema de pasos de cómo funciona la transferencia bancaria en Conekta

Modalidades de transferencias

Según su frecuencia, comúnmente encontramos dos modalidades de realizar transferencias bancarias e interbancarias:

  • Únicas: conocidas también como transferencias puntuales, son aquellas que se realizan para un pago específico y no requieren que el banco guarde la información del beneficiario, esto permite hacer compras puntuales solo con el uso de la CLABE y sin necesidad de proveer información sensible.
  • Recurrentes: o también llamadas transferencias periódicas, son aquellas que se realizan más de una vez y pueden ser programadas para realizarse en momentos específicos, lo que reduce los trámites y garantiza que la operación se realice.

Beneficios de las transferencias

Algunos de los beneficios de utilizar esta forma de pago son:

  • No requieren una inversión inicial en tecnología, lo que las hace ideales para negocios emergentes.
  • No tienen restricciones de horarios ya que la página web está disponible siempre.
  • Al realizarse mediante una plataforma bancaria, existe un respaldo institucional, lo que genera más confianza tanto en el comprador como el vendedor.
  • Se pueden realizar desde cualquier lugar, y lo único que necesitan es conexión a internet.

Ya que conocemos qué es y para qué sirve la CLABE, podremos asegurarnos de aprovechar al máximo esta herramienta que, sin duda, ha sido un gran avance para mejorar la seguridad, estandarización y eficiencia de los bancos en la región. ¿Ya sabes qué es lo próximo que vas a hacer con la tuya?

Términos y Condiciones Promoción

Todas las marcas comerciales mencionadas en el presente artículo, diversas a CONEKTA®, son propiedad de sus respectivos titulares y no necesariamente tienen asociación o relación con GRUPO CONEKTAME, S.A. DE C.V.

Las marcas comerciales referidas son citadas con el único fin de ejemplificar y describir productos y/o servicios específicos que fueron objeto del presente artículo. La mención de estas marcas no implica ninguna alianza o relación comercial con sus titulares ni desprestigia los productos o servicios que amparan. El presente artículo tiene una intención informativa y no es una oferta de productos ni servicios. No se garantiza la veracidad de la información debido a que puede contener elementos obtenidos de fuentes públicas.

Bibliografía

Escrito por:

Revisado por:

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias.