Publicado:
October 20, 2021

Vender por Internet: ¿Cómo potenciar tu negocio en línea?

Por
Carolina Lizarazo
Revisado por
Tiempo de lectura:
27 min

Introducción

Las ventas a través de Internet son muy distintas a las que se realizan de manera presencial. Un negocio en línea requiere de un esfuerzo, no necesariamente mayor, pero sí distinto al de los negocios en una tienda física.

El hecho de tener una tienda online permite que más personas puedan acceder a ella al mismo tiempo y desde distintos lugares del planeta. Aunque esto puede ser una gran ventaja, la amplitud de Internet puede hacer que tu servicio se pierda entre millones de alternativas (buenas y malas). 

Por ello, te dejamos estas ventajas de tener una tienda en línea y las estrategias para iniciarla.

Vender por Internet, ¿por qué?

Las ventajas que tienen las ventas por Internet abarcan distintos ámbitos. La disponibilidad, alcance, economía y plataformas de difusión son algunos de los campos que benefician al modelo de negocio basado en páginas web. Con ellos, los negocios que buscan expandirse más allá de la presencia física y aquellos que buscan ejercer únicamente en la red pueden aumentar a gran escala su impacto para llegar a nuevos clientes y potenciar sus ventas. 

Sigue leyendo para descubrir algunas de las ventajas que tienen las ventas a través de Internet:

1. Disponibilidad 24/7

El hecho de que una tienda online ofrezca sus productos en la red significa que los consumidores tienen acceso a la mercancía y/o servicios durante las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, es decir, que la tienda nunca cierra y se mantiene funcionando automáticamente de manera perenne. De esta forma, los clientes pueden acceder en cualquier momento para adquirir lo que necesiten.


2. No hay fronteras

Los clientes pueden ingresar al portal de una tienda en línea desde cualquier parte del mundo y a través de cualquier dispositivo. Hoy en día, mucha gente posee teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras y otros artefactos con los que pueden navegar e ingresar a páginas web para realizar sus compras desde cualquier lugar. Esto representa una comodidad en el tiempo, ya que los consumidores no tienen que desplazarse a ningún sitio ni pasear por un local para poder comprar.


3. Ahorro de costes

Un negocio totalmente en línea permite el abaratamiento de costos, porque puede evitar gastos en personal, alquiler de locales, mantenimiento y servicios (electricidad, agua, limpieza, etc.). Esto no significa que llevar a cabo una tienda por Internet sea algo gratuito. El dominio de la página web requiere un pago, así como la contratación de una o varias personas que se encarguen de la programación y el mantenimiento de los sitios web. Sin embargo, estos suelen ser grupos de empleados más pequeños, desde una misma central se maneja toda la tienda en línea, por lo que estos costes de personal pueden ser menores a los de tiendas físicas.


4. Multiplicidad de canales

Una tienda en línea y una tienda física no son excluyentes una de la otra. La mayoría de las marcas busca tener presencia en físico y digital para lograr una mejor visibilidad, ofrecer distintas opciones de pago para sus consumidores y obtener posibles nuevos usuarios.

Estadísticas de ventas por Internet

Según el portal Oberlo, perteneciente a la plataforma de comercio en línea Shopify, en 2018 un estimado de 1.8 mil millones de personas compraron productos a través de Internet. Esto generó 2.8 billones de dólares en ventas dentro del e-commerce. Las proyecciones indican que para 2021 las ventas por internet generarán alrededor de 4.8 billones de dólares.


La plataforma también resaltó que según Thinkwithgoogle, el 63% de las ocasiones de compra comenzaron por Internet en 2018. Además, la aplicación de compras en línea Ibotta aseguró que el mismo año el 50% de los compradores prefirió adquirir sus productos en línea en lugar de visitar una tienda de manera presencial.  


En 2019, la empresa alemana Statista, declaró que la plataforma china Taobao era la tienda en línea más grande del mundo con un GMV (Gross Merchandise Value, inglés para Valor Bruto de Mercancía o Volumen Bruto de Mercancía) de 515 mil millones de dólares.


En 2018, Salesforce aseguró que cada mes, el 75% de las búsquedas de productos en Internet son de mercancía nueva. Lo que indica que la mayoría de los consumidores busca nuevos productos para comprar. De hecho, el 69% de los compradores afirma que es muy importante encontrar anuncios de nuevos productos cada vez que visitan una tienda en línea.


El 62% de los consumidores en la red asegura realizar compras por lo menos una vez al mes. Además, un 26% realiza compras una vez por semana, mientras que un 3% lo hace una vez al día. Estos datos fueron publicados por Episerver en 2019.


En 2020, Statista afirmó que México es el segundo país de América Latina con mayor participación en las ventas por Internet. Esto refleja que el país tiene un gran potencial para la realización de negocios en línea, ya que las tendencias actuales de compra reflejan una alta participación en la red.


La tabla de participación en el mercado de ventas en línea es liderada por Brasil con un 32,49%. Le sigue México con un 28,8%. En el tercer puesto está Argentina con un 8,48%. Colombia ocupa el cuarto lugar con un 8,27%, y luego viene Chile, que tiene un 8,09% de participación en ventas por Internet.

Durante 2019, México reportó 22 mil millones de dólares sólo en ventas realizadas en comercios en línea. De ese monto, el 50% se generó a través de compras hechas desde dispositivos móviles, mientras que el 50% restante fue generado a través de transacciones realizadas desde computadoras. Esperan que para 2023 haya un incremento del 54% (12 mil millones de dólares). También se prevé que el 64% de ese monto se genere a través de ventas hechas desde dispositivos celulares. 


Según el Consejo Nacional de Población (CONAPO), en México hay 126.5 millones de habitantes, de los cuales cerca de 81 millones tiene acceso a Internet.


De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet, el país posee 50 millones de compradores digitales de los cuales el 72% realiza compras por Internet de manera mensual.


El 65% de los consumidores en línea percibe las compras en Internet como un servicio seguro, mientras que sigue existiendo miedo, incertidumbre y una percepción de riesgo por parte de la población que adquiere mercancía de manera presencial. 


Categorías de ventas por Internet

Para realizar ventas en páginas web existen distintas maneras. Estas varían su flexibilidad, su productividad e incluso su publicidad o marketing digital dentro de las plataformas en línea. Dependiendo de cuál sea el producto o servicio que ofreces, qué tan extensos sean tus recursos, cuál sea tu público meta, cuánta gente te conozca, entre otras consideraciones, debes explorar diferentes categorías para llevar a cabo tu negocio en línea. Te dejamos una lista de cuáles son y cómo funcionan:


Consultorías 

Son una modalidad dentro de este tipo de negocios, ya que dan mayor flexibilidad a la prestación de servicios a una empresa, aumentando la productividad y reduciendo los gastos en los consultores. Esta ayuda externa proporciona ventajas y consejos a los vendedores que figuran en Internet. De esta forma, estos pueden obtener mayor visibilidad y mejorar el servicio que les ofrecen a sus clientes. Las consultorías se llevan a cabo de manera virtual, no requieren el traslado del consultor, por lo que disminuyen costos y son más asequibles para empresas con menores presupuestos. 


Marketplaces 

Son un espacio mucho más amplio que reúne distintos comerciantes dentro de una misma plataforma, como un centro comercial virtual. Esto supone mayor practicidad, visibilidad y comodidad en la venta y compra de productos y servicios. 

El marketplace emplea los tipos de negocio B2C (Bussines to Consumer, inglés para negocio a consumidor) y B2B (Business to Business, inglés para negocio a negocio) al buscar obtener compradores y vendedores. Estos tipos de comercio electrónico permiten que se cree una comunidad entre empresas y consumidores y entre los diferentes negocios.

Gracias a este sistema, un comprador puede ingresar a un solo portal web y revisar las ofertas de varios vendedores, pero con la facilidad de realizar un solo pago final. Para las empresas, esta categoría implica colaboración, ya que sin importar si son negocios grandes o pequeños, pueden aumentar su visibilidad y por lo tanto, sus ventas.


Tiendas en línea

A diferencia del marketplace, las tiendas en línea tienen dominio web propio y se basan en un negocio B2C. En este sentido, se enfoca en obtener usuarios y en lograr una mayor visibilidad al no tener competencia directa dentro de un mismo sitio web. En este caso, la presencia de la tienda no se diluye en un mar de ofertas de diferentes vendedores, pero tampoco obtiene los beneficios de la colaboración entre partes. Sin embargo, puedes aprovechar las ventajas que trae una tienda en línea: mayor comunicación con el cliente, mejor administración en el almacén y en las finanzas, crecimiento del negocio, entre otras.

5 pasos para vender por Internet

Para vender por Internet de una manera efectiva y organizada es recomendable seguir una serie de pasos que te permitirán ir definiendo tu estrategia de negocio dentro del mundo digital. De esta forma, obtendrás resultados de manera rápida y eficiente, y harás que tu negocio se destaque del resto.


1. Estudio de mercado 

Antes de lanzar un producto al mercado en línea es importante invertir tiempo en la creación de tu producto y servicio. ¿En qué está interesada la gente? Tienes que ofrecer algo que las personas quieran consumir. Para ello, debes encontrar una necesidad que tenga la población; investigar qué es lo que están buscando las personas para que tú les ofrezcas una solución. Puede ser un producto físico o un servicio. En esta fase se identifica la ventaja competitiva y qué marcaría la diferencia dentro del resto.


2. Definir la categoría de tu negocio para vender por Internet 

Como te mencionamos en la sección anterior, existen distintas categorías de ventas por Internet (consultorías, marketplaces y tiendas en línea). Tienes que definir cuál es la que más le conviene a tu negocio y así obtener mayor visibilidad y más ventas. Si evalúas los beneficios que te mencionamos al inicio de este artículo, podrás concretar la categoría en la que te quieras desenvolver, ya que con un camino trazado, será mucho más fácil desarrollar tu negocio y obtener los resultados que buscas.


3. Registra tu tienda en línea 

En el caso de México, es necesario registrar tu marca ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual y darte de alta en el Servicio de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como registrar tu identidad electrónica mediante el ICANN y realizar los trámites administrativos que aseguren la legalidad de los productos o servicios. En caso de que operes tu negocio a través de una empresa o persona moral, deberás obtener la autorización de nombre ante la Secretaría de Economía, constituir la sociedad ante Notario Público y posteriormente inscribir en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio.

Actualmente existe un proceso simplificado para constituir sociedades mercantiles totalmente en línea y facilidades para tramitar una cuenta bancaria a nombre de ésta, puedes obtener más información aquí. Además, para empezar a recibir pagos en línea deberás firmar un contrato electrónico que contenga las siguientes cláusulas: confidencialidad; tratamiento de datos; descripción detallada del servicio; funcionarios de contacto para hacer reportes de incumplimiento, vigencia y contraprestación (comisión); y cláusulas de terminación anticipada y/o rescisión.

Cualquier empresa interesada en realizar operaciones de ventas por Internet debe cumplir con la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares ya que necesariamente tratará datos personales de sus clientes. Incluso las cookies recolectadas en las visitas a los sitios web pueden considerarse como un dato personal por lo que es muy importante contar con un aviso de privacidad disponible en el sitio.

Las personas físicas y morales deben igualmente cumplir con: La Ley Federal de Protección al Consumidor, Código de Comercio y la Norma Mexicana NMX-COE-001-SCFI-2018.


4. Uso de herramientas de posicionamiento 

Es importante que los consumidores encuentren tu tienda entre los primeros resultados de búsqueda  que ofrecen los navegadores de Internet. Google Ads, estrategias SEO (Search Engine Optimization), e-mail marketing o la promoción en redes sociales, como Facebook ads, pueden ayudar a dar mayor visibilidad al negocio. 

Google Ads es una herramienta que los dueños de tiendas virtuales utilizan para gestionar sus anuncios en los diferentes canales disponibles y así posicionarse y acercarse a clientes potenciales. Es necesaria una inversión básica, pero es una aplicación útil para que tu portal aparezca en las primeras posiciones de los buscadores.

Las búsquedas SEO te permiten escalar posiciones sin invertir dinero, pero requieren de tu tiempo, ya que necesitas generar mucho contenido útil con palabras clave para que tu página escale a los primeros lugares y logres alcanzar tu público objetivo.

El e-mail marketing es una técnica que consiste en enviar correos electrónicos personalizados a los contactos de una base de datos. Estos destinatarios deben ser personas que hayan sido, sean o pudieran ser clientes. En cualquier caso, asegúrate de tener el consentimiento de estos contactos para recibir publicidad por este medio. Dichos correos deben contener la información de los productos o servicios que quieras comercializar. 


5. Implementación del funnel 

También conocido como “embudo de ventas”, busca definir los pasos que un potencial cliente debe seguir para que adquiera algún producto o servicio en línea. En esta fase se incluye la estrategia de mercadeo y publicidad, el diseño de tu tienda y los distintos métodos de compra que ofrece (posibilidad de envío, plataformas de pago como Conekta y todas las políticas de compra, venta y devoluciones).


Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

5 tips para potenciar tu comercio en línea

Como has podido notar, crear un negocio en línea requiere tomar en cuenta muchos factores, técnicas, estrategias y por llamarlas de algún modo, reglas. Por ello, en esta última sección te dejamos varios tips para aplicar al momento de trabajar en tu comercio virtual:


1. Identifica a tu comunidad 

Debes resaltar la importancia de saber quiénes son los usuarios más frecuentes de tu tienda y tus potenciales clientes, y definir datos demográficos y socioeconómicos. Con un público objetivo definido será más fácil saber qué ofrecerle y cómo venderle tus productos o servicios. 

Cuando se trata de clientes que compran en línea, el precio ya no es el único factor que estos consideran para consumir. Existen varios beneficios que influyen en la decisión de los compradores. Recibir las compras a domicilio, ahorrar tiempo, comparar precios y variedad desde Internet sin tener que desplazarse a diferentes tiendas físicas, acceder a productos que solo existen en el mercado digital y que no se consiguen en la región son algunos beneficios que las personas toman en cuenta al comprar. Por ello, no son suficientes los buenos precios, debes considerar todos estos factores para ser la mejor opción que tus clientes puedan encontrar.


2. No escatimes en una buena plataforma de venta 

Al igual que el escaparate de una tienda, la plataforma deberá ser práctica pero atractiva para los clientes. Es importante que sea sencilla y que facilite los procesos de envío y pago de compra. Cuando el proceso es complicado, los clientes suelen abandonar el portal. Debes ofrecer asistencia y ayuda a las personas además de adaptabilidad en los formatos de escritorio, dispositivos móviles y tabletas.

También es necesaria la seguridad para que los clientes se sientan confiados en compartir su información personal y bancaria en tu comercio en línea. Si tienes protocolos de seguridad que protejan al cliente contra el fraude, aumentarás la confianza en el consumidor.

En el caso de Conekta, la plataforma ofrece la construcción de una red segura a través de firewalls, protección de datos bancarios, programas de control de vulnerabilidades, control de accesos, monitoreo y prueba de redes y política de seguridad de información. Además, contamos con la certificación PSI DSS nivel 1, con la cual garantizamos la gestión segura de protección de datos sobre tarjetas de crédito y débito y la reducción del fraude en línea. 


3. Crea una buena estrategia de marketing en línea 

Comparte contenidos relacionados a tu marca; optimiza tu sitio web a través de palabras claves, imágenes o secciones de interacción con el usuario; y crea newsletters o anuncios. Estas son algunas técnicas de captación de clientes. Sin embargo, debes evaluar las alternativas y centrarte solo en aquellas que sean válidas para tu negocio.

Si utilizas redes sociales, aplica estrategias de participación en tus publicaciones. Lee la información que colocan los clientes y responde todas las dudas y preguntas. Agrégale valor a tu contenido para que aclares cualquier inquietud que los consumidores puedan tener.

Si tu comercio electrónico también cuenta con tiendas físicas o puntos de venta en la calle, es vital que inicies técnicas que lleven a tus clientes presenciales a las redes sociales. Aprovecha la transacción en persona para luego llevar a los clientes a visitar tu página web. Lo puedes lograr con concursos, ofertas y/o descuentos cuyas condiciones incluyan la participación en las redes sociales. Estas suelen ser iniciativas atractivas que facilitan el interés del cliente por tus perfiles en línea.


4. ¿Quién eres? 

Para que las personas te ubiquen y logren seguir tu negocio, es imperante crear contenido sobre tu tienda virtual. Puedes añadir una pestaña que muestre a tu equipo, su historia y ofrezca testimonios de clientes y trabajadores sobre tus productos o servicios, lo que generará más confianza y visibilidad ante potenciales compradores. Mientras más cuentes sobre ti y tu negocio, el consumidor sentirá más empatía y tendrá más claro con quién está interactuando. Esto es esencial para generar identidad y confianza.


5. Haz seguimiento a tus analíticas 

En las distintas fases de las ventas por Internet es importante realizar informes periódicos que muestren las visitas, impresiones, comentarios y números en cuestión de venta para ver la efectividad de tu negocio en Internet. Tienes que buscar el cambio dentro de tu cadena de valor para superarte ante la competencia.


El elemento principal para iniciar las ventas por Internet es la organización. No todas las estrategias, técnicas o categorías te serán necesariamente útiles, ya que debes evaluar cuáles se adaptan a lo que estás buscando para tu negocio. No solo es fundamental saber sobre comercio en línea, es esencial delimitar el potencial de lo que vendes y entender a tus clientes para poder cubrir sus necesidades.


Todas las marcas comerciales mencionadas en el presente artículo, diversas a CONEKTA®, son propiedad de sus respectivos titulares y no necesariamente tienen asociación o relación con GRUPO CONEKTAME, S.A. DE C.V.

Las marcas comerciales referidas son citadas con el único fin de ejemplificar y describir productos y/o servicios específicos que fueron objeto del presente artículo. La mención de estas marcas no implica ninguna alianza o relación comercial con sus titulares ni desprestigia los productos o servicios que amparan. El presente artículo tiene una intención informativa y no es una oferta de productos ni servicios. No se garantiza la veracidad de la información debido a que puede contener elementos obtenidos de fuentes públicas.

Conclusiones

Bibliografía

Escrito por:
Carolina Lizarazo
Brand Manager

Carolina Lizarazo, Lead del equipo de brand. Egresada de la Universidad de La Sabana, Bogotá, Colombia, con 8 años de experiencia en Brand, Marketing digital, y e-commerce. https://www.linkedin.com/in/carolina-lizarazo-cuellar/

Revisado por:

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias.